Asia Destinos Indonesia Inicio

Nuestra ruta por Indonesia, nos vamos de pesca

Después de descubrir las Gili desconocidas, ese día nos tocaba ir de pesca y nadar con tortugas! Habíamos quedado con Aaron a las 9 de la mañana así que desayunamos tranquilamente en el jardín de la villa y fuimos a preparar las cosas para la excursión.

Vinieron a buscarnos Aaron y su primo y ya lo tenían todo preparado. Habían ido a primera hora de la mañana al mercado del pueblo para comprar los cebos para los peces. Compraron un montón de gambas diminutas para que picaran los peces!

Nos montamos en el barco y fuimos a la zona de pesca. Por el camino Aaron nos iba explicando cosas muy interesantes de la zona y de su vida cotidiana.

Cuando llegamos a la zona de pesca, anclaron el barco y nos explicaron cómo teníamos que pinchar el cebo y tirar la caña. Andrés y yo nunca habíamos pescado y se reían un montón de lo torpes que éramos! jajaja

Nos costó bastante cogerle el truquillo! Al principio, se nos escapaban todos los peces! Notábamos cómo picaban los peces y tensaban el cable pero cuando recogíamos la caña no había ningún pez y se habían comido el cebo! Eran unos peces muy astutos y eran capaces de comerse la gamba sin quedarse enganchados!

El primero en pescar fue el capitán, y después ya empezó la racha! Era súper emocionante cuando notábamos que picaban porque no sabíamos si estaría el pez o no! Lo pasamos en grande! jajajaja

Cuando sacábamos un pez, Aaron valoraba si era comestible o no y si era pequeño lo devolvíamos al mar. Siempre hay que pescar con responsabilidad!

Entre los cuatro conseguimos unos 12 peces. Nos apostamos que quien consiguiera menos peces comestibles tenía que hacer la cena! Perdimos Andrés y yo (a que no lo esperabáis? jajaja) pero Aaron se apiadó de nosotros y dijo que él cocinaría los peces y nos llevaría un par para cenar.

Cuando nos dimos cuenta de la hora vimos que ya llevábamos más de tres horas pescando! Así que pusimos rumbo a Gili Layar para ir a comer.

Gili Layar

Gili Layar es una isla muy pequeña en la que hay un pueblito con una granja, un hotel y un restaurante. A pesar de ello, sólo había un barco de pesca en la arena! Teníamos ese paraíso para (casi) nosotros solos!

Fuimos al restaurante y a ver si adivináis qué pedimos… Nasi Goreng! De verdad, ese plato es adictivo! jejeje

Esperamos a que la comida bajara un poco y después nos preparamos para hacer snorkel. Aaron dijo que él también se metería para ayudarnos a encontrar las tortugas.

Gili Layar tiene un arrecife de coral muy extenso y bonito! Había muchísimos peces, anémonas y estrellas de mar! Incluso vimos un pez globo! Las tortugas eran más difíciles de ver pero al final conseguimos ver tres! Son taaan bonitas 😀

Cuando ya estuvimos arrugados como pasas, salimos a secarnos y a explorar un poco la isla. Era un auténtico paraíso y no había nadie!

Ya era tarde y aún nos quedaba el camino de vuelta, así que con mucha tristeza tuvimos que despedirnos de Gili Layar y volver a Sekotong.

Durante el camino de vuelta, Aaron nos dijo que por la noche vendrían su mujer y sus hijos al hotel y nos preguntó si queríamos conocerles. Nosotros le dijimos que por supuesto que sí!

Cuando llegamos al hotel disfrutamos de un atardecer increíble… Menudos colores!

Quedamos con el staff del hotel que cenaríamos dos peces que habíamos traído y un poco de arroz. Estaba muy rico y aún nos supo mejor porque lo habíamos pescado nosotros! jejeje

El momento más bonito del viaje

Aaron nos había dicho que su familia vendría al hotel pero lo que no sabíamos es que cada noche se reúnen el staff del hotel y su familia para desgranar mazorcas de maíz.

Tuvimos el placer de poderles ayudar (al principio no nos dejaron pero de tanto insistir accedieron!) y compartir unos momentos que siempre recordaremos. Todos eran muy simpáticos y amables. No hablaban mucho en inglés pero Aaron iba traduciendo toda la conversación.

Estuvimos hasta las dos de la mañana desgranando maíz y charlando! El tiempo nos pasó volando porque estábamos muy a gusto con ellos.

Al despedirnos, la mujer de Aaron nos dijo algo muy bonito, que siempre nos llevaría en el corazón así como nosotros les llevaríamos a ellos. Se me llenan los ojos de lágrimas al recordar sus palabras y esa noche!

Andrés dice que ese ha sido el mejor día de su vida. Y realmente fue genial ir de pesca y nadar con tortugas, pero lo que lo hace tan especial para nosotros es la gente con quien compartimos el día.

Descuentos:

Consigue 15€ de descuento en tu próxima reserva en Booking

Cosnsigue 25€ de descuento en tu próxima reserva en Airbnb

Asegura tu viaje con un 5% de descuento con Iati Seguros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies