Asia Destinos Indonesia Inicio

Nuestra ruta por Indonesia, de Bali a Yogyakarta

A las 10:25 salía nuestro avión de Denpasar con destino Yogyakarta. El vuelo nos costó 30€ por persona con la compañía LionAir.

Los vuelos internos en Indonesia son bastante económicos y además la mayoría de compañías ya incluyen en el precio facturar una maleta de 20kg.

Llegamos al aeropuerto de Yogyakarta a las 10:40.

Nota: Indonesia es un país muy grande y tiene tres zonas horarias diferentes. La diferencia horaria entre Bali y Lombok con España son 7 horas más, mientras que en Yogyakarta son 6 horas más.

El vuelo realmente duró 1 hora y 15 min, pero con la diferencia horaria ganamos una hora. Además el trayecto se nos hizo muy ameno porque volamos encima de un montón de volcanes. Es alucinante ver los cráteres desde arriba!

Salimos del aeropuerto y cogimos un taxi. Fue imposible encontrar un taxista que quisiera ponernos el taxímetro así que negociamos un precio que consideramos que estaba bien por el trayecto.

Tardamos unos 45 minutos en llegar al hotel. Aunque el tráfico no era tan denso como en Bali, también tardamos más de lo esperado.

Hotel NEO Malioboro

Nos alojamos en el Hotel Neo Malioboro. Nos costó 61€ las dos noches. La verdad es que el hotel estaba muy bien, estaba bien situado y la habitación era amplia y estaba muy limpia.

Desde el mismo hotel contratamos una excursión para el día siguiente para ver dos de los templos más famosos de Indonesia: Borobudur y Prambanan.

La excursión más típica para ver estos dos templos es ir a ver el amanecer en Borobudur y después ir a Prambanan. Pero Andrés y yo no somos de madrugar mucho y en el hotel nos dijeron que en el tour del amanecer hay mucha más gente que en el normal. Así que nos decantamos por la excursión a los dos templos sin ver el amanecer. Nos costó 200.000 IDR (12€) por persona. Estaba incluido el traslado, el guía y la comida. Las entradas a los templos se tenían que pagar a parte.

 

Yogyakarta

Yogyakarta es la segunda ciudad más importante de la isla de Java. Cuenta con un gobierno propio (en Yogyakarta todavía reina el Sultán).

Nos sorprendió ver la cantidad de gente que había por las calles de Yogyakarta. Nos contaron que es una ciudad universitaria y por eso había tanto ambiente a todas horas. Además, en Yogyakarta predomina el turismo local.

Esa tarde la aprovechamos para dar un paseo y visitar los sitios más importantes de la ciudad.

Palacio del Sultán

El Palacio del Sultán o Kraton es la residencia actual del Sultán de Yogyakarta y sus trabajadores. Comprende el edificio principal y sus alrededores y viven unas 30.000 personas.

El Kraton de Yogyakarta también hace de museo. En sus salas pueden contemplarse vestidos, mobiliario y otros objetos que ofrecen una visión muy amplia de la cultura de esta zona de la isla.

La única zona del Kraton de Yogyakarta que no está abierta al público son las dependencias donde actualmente vive el Sultán.

La visita tenía muy buena pinta pero nosotros no pudimos entrar porque el horario de apertura es de 9:00 a 13:00.

Taman Sari – El Castillo de Agua

Se trata de los antiguos jardines del Sultán, que utilizaba como zona de paseo, de rezo, de meditación y de recreo. A veces también hacía de fortaleza defensiva.

Se pueden visitar varios edificios y la zona de las piscinas. Cuando entramos nos dieron opción a un tour guiado pero nosotros lo hicimos por libre. Te dan un folleto explicativo e íbamos leyendo de qué se trataba cada zona.

A mí este sitio no me apasionó mucho, pero a Andrés sí. No obstante, es un sitio histórico así que si estáis en Yogyakarta creo que vale la pena ir a visitarlo.

 

Calle Malioboro

Nuestro hotel estaba en esta zona y fue todo un acierto. Es la calle principal de compras de Yogyakarta. Había muchas tiendas con todo tipo de souvenirs, puestos de comida ambulante y cadenas de comida rápida.

Es una calle muy animada, a todas horas había gente paseando!

Cambio de dinero en Yogyakarta

El sitio donde encontramos el mejor cambio de moneda fue en Mulia Money Changer. Está justo en la calle Malioboro, detrás del hotel Grand Inna Malioboro.

Os será bastante fácil encontrarlo porque muchos locales nos paraban por la calle para decirnos que si queríamos cambiar dinero les siguiéramos hasta allí. No sé si tendrían algún tipo de comisión o que, pero la verdad es que el cambio de moneda salía muy bien!

Cenamos en el hotel ya que el restaurante tenía una terraza con buenas vistas de la ciudad.

Ese día nos fuimos a dormir pronto porque la excursión empezaba a las 8:00. Nos esperaba la visita de los dos templos más famosos de Java!

 

Descuentos:

Consigue 15€ de descuento en tu próxima reserva en Booking

Cosnsigue 25e de descuento en tu próxima reserva en Airbnb

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies